5 cosas que te harán replantear tu rutina de skincare

28 de setiembre de 2021

fotos blog web

La rutina de cuidado de la piel ha cambiado en los últimos años y su relevancia en nuestro vida diaria también. Gracias a toda la nueva información que se va descubriendo día a día en torno al skincare, te compartimos algunos datos clave que seguro harán que revises tu rutina y que tu piel agradecerá.

  1. Limpiar tu rostro en exceso puede sacarte granitos

Por extraño que te parezca, si, muy limpio no funciona en en el cuidado de la piel. Sobre limpiar tu rostro, sobretodo con productos fuertes para tu piel, hace que se desequilibre. Lo que lograrás es que la piel se estrese y se desequilibre el balance entre agua-lípidos, debilitando su sistema de defensa. Una piel débil es el lugar preferido para que se acumulen y penetren las bacterias, y, por lo tanto, aparezcan granitos. Sumado a esto, la piel se deshidrata y para contrarestarlo producirá mas grasa, el imán para la suciedad y, con ello, la formación de puntos negros. Así que, en este caso, más no es mejor.

  1. Tu tienes el 90% de control de cómo envejecerá tu piel

Según un estudio del London Dermatology Clinic, el 90% de cómo envejece la piel está relacionado a la exposición solar. Es decir, dependerá de cuánto y cómo nos expongamos al sol. Por ello, es importantísimo incorporar un protector solar de un SPF 30 mínimo en nuestra rutina diaria en verano y en invierno.

  1. El orden de los factores si altera el producto…o por lo menos hace que no sea efectivo

El orden de los productos en la rutina permite que se aprovechen mucho mejor. Por ejemplo, si aplicamos hidratantes o humectantes en nuestro rostro sin limpiarlo previamente, lo que lograremos es que nuestros poros se taponen y que el producto no se absorba correctamente. En lugar de lograr una piel nutrida e hidratada, conseguiremos una piel con granitos y débil.

O por ejemplo, si colocamos nuestra humectante antes que el serum (que es un producto de fácil absorción y con activos específicos), evitaremos que el serum se absorba y se aproveche. No habrá valido la pena la inversión de dinero, convendría no haberlo comprado siquiera en primer lugar.

  1. Tu piel es ligeramente ácida

Este es un dato especialmente importante, porque nos permite elegir mejor los productos que nos apliquemos. Mantener un PH estable permite que la piel se encuentre en equilibrio y funcione correctamente. Entonces conviene identificar qué productos en nuestra rutina tienen un PH ácido y cuáles alcalino para encontrar el equilibrio en nuestra rutina como un todo.

  1. Aquí si podemos aplicar la frase “menos es más”

Si aplicamos más cantidad de hidratante, hará más efecto? La respuesta es no. Corremos el riesgo de tapar los poros. En otras palabras, usar de más es desperdiciar producto y nuestro dinero. Lo mismo sucede si un mismo ingrediente activo está presente en varios o todos nuestros productos. No porque nos apliquemos mucho de un ingrediente este hará “más efecto”. Al contrario, corremos el riesgo de irritar nuestra piel o que genere una reacción.

Por eso, es importante revisar tu rutina como un todo. Esto también será muy útil cuando quieras incorporar un producto nuevo.

Si te gustó este artículo, compártelo. Cuando te quieres, te cuidas.

Abrir chat